Contaminantes agrícolas. Causas y soluciones

causas de la contaminación agrícola

Uno de los principales problemas que asolan el planeta es sin duda la contaminación. Y es que esta problemática ya conocida por todos está acabando por contaminar el agua y los alimentos que ingerimos a diario, tanto vegetales cómo animales. En esta ocasión queremos acercarte una de las adversidades que están afectando a la salud s, así como a su salud, la contaminación agrícola.

Qué es la contaminación agrícola

Cuando se hace un uso excesivo y descontrolado de productos químicos y sintéticos perjudiciales a medio y largo plazo para la salud del suelo, se está contribuyendo a incrementar la contaminación. A este tipo de contaminación se le denomina contaminación agrícola.

Pero no sólo son los productos químicos los que favorecen la contaminación, el riego con aguas subterráneas no adecuadas, aguas con un índice salino elevado o el uso de pesticidas no regulados también contribuyen. Algunos de estos factores aumentan la cantidad de sodio en el suelo dejándolo inservible con el paso del tiempo.

Por lo que, si tuviésemos que definir el término contaminación agrícola, diríamos que es el conjunto de factores en la actividad agrícola que afectan negativamente al suelo, el ambiente y los productos obtenidos.

Causas de la contaminación agrícola

Son muchas las causas que contribuyen a la contaminación agrícola. Desde enfermedades fruto de fertilizantes y plaguicidas hasta inclusión de especies exóticas. Entre las causas más relevantes pueden encontrarse:

Agua Contaminada. Uno de los factores que aumentan la contaminación agrícola es sin duda el agua contaminada. Cuando se utiliza agua que contiene pequeñas cantidades de metales pesados como mercurio, plomo o arsénico se contamina tanto el suelo como los vegetales producidos.

Fertilizantes y plaguicidas. El uso de los cada vez más comercializados plaguicidas y fertilizantes industriales para evitar plagas estacionarias es uno de los motivos más evidentes de la contaminación agrícola. Este tipo de plaguicidas, cada vez más fuertes tras la llegada de especies invasoras más resistentes, acaban filtrándose por el suelo y las plantas, por lo que la salud de animales y consumidores finales puede verse afectada peligrosamente.

Erosión del Suelo. La erosión del suelo progresiva fruto de actividades agrícolas erróneas o dañinas infertiliza el sustrato del suelo. Fruto de la erosión, se acumulan sedimentos que dificultan el paso del agua y su distribución uniforme.

Inclusión de nuevas especies. Con la llegada de nuevas especies y sus correspondientes enfermedades, se infectan las plantaciones de productos locales con afecciones que estas no pueden combatir. Este hecho destruye parcial o totalmente la vegetación local siendo sustituidas por cultivos transgénicos que si puedan hacer frente a las nuevas plagas y enfermedades.

contaminación agrícola

Solución a la contaminación agrícola

Dicho esto, existen diferentes soluciones a la contaminación fruto de plantaciones agrícolas mal controladas y gestionadas.

Una de las formas de eliminar en cierta medida la contaminación es la limitación en el uso de productos químicos en las plantaciones o encontrar la forma de eliminar estos plaguicidas antes de ser absorbidos por las plantas o el agua.

Si se mejoran las plataformas para el drenaje de estas sustancias se estará contribuyendo a la estandarización de un proceso menos contaminante en la agricultura tradicional.

Otra de las soluciones es elegir cultivos que por sus características sean más resistentes a las plagas y enfermedades ya existentes. Esto favorecería un uso menos elevado de productos protectores, pesticidas, plaguicidas, etc.

Por último, cabe mencionar la posibilidad de cambiar los productos contaminantes por otros biodegradables y que contaminen lo mínimo. El uso de biofertilizantes es una de las medidas que comienzan a implantarse en grandes cultivos. Actualmente existe una variedad extensa de biofertilizantes que se adaptan según el tipo de cultivo, la climatología o el terreno.

Deja un comentario