Consigue las palomitas de maíz caseras perfectas

¿En una olla? ¿En el Micro? Seguro que más de una vez te has preguntado como hacer las palomitas de maiz perfectas, como evitar que huela a quemado y se queden chamuscados algunos granos.  Pues hoy es el día, os contamos como preparar las palomitas de maíz perfectas, hechas en una olla, sigue nuestros pasos y se el rey de las palomitas de maíz.

¿Qué ingredientes necesitamos?

  1. Maíz crudo. De venta en tiendas de frutos secos o en grandes supermercados.
  2. Aceite de oliva virgen extra. El mejor que tengas. No ahorres aquí, porque será lo que le de ese sabor especial.
  3. Sal.

Ya está, no necesitamos nada más. Y ahora al lío…

Instrucciones para conseguir las palomitas perfectas

Primero calienta la olla, añade 1/4 de una taza de aceite. La olla idónea es una mediana-grandecita.

Deja que la olla se caliente, la mejor temperatura para hacer las palomitas es de 200 a 460 grados centígrados. El aceite hierve a los 500 grados. Si tu aceite comienza a sacar humo o vapor, es porque está muy caliente. Una vez el aceite esté caliente ya puedes añadir el maíz, no te pases con la cantidad, nunca debe ser mayor que la necesaria para cubrir el fondo de la olla. Es de vital importancia que todos los granos estén en contacto con la superficie.

Cuando ya tenemos todo el maíz repartido, baja un poco el fuego y empieza a remover suavemente, los granos deben impregnarse de aceite y deben calentarse por igual.

Una de las claves es calentarlas poco a poco así que tendrás que armarte de paciencia para que cuando empiecen a explotar lo hagan todas al mismo tiempo.

Cuando los primeros granos empiecen a explotar es el momento de subir el fuego. Debe subirse lo bastante como para hacer que las palomitas comiencen a chisporrotear rápido, sin que puedas distinguir un “plop” de otro. Ahora la idea es hacerlas lo más rápido posible para que las primeras no se empiecen a quemar y, al mismo tiempo, no queden demasiados granos sin hacer.

Cuando empiecen a distanciarse las “explosiones” estaremos listos para levantar la tapa. (Esto es como lo de contar en las tormentas los rayos, así sabíamos lo lejos que estaba la tormenta).

Cuidado al abrir la tapa no te vayas a quemar, que el vapor es muy traicionero.

¡Ah y no te olvides de la sal! Échala al gusto, pero no te pases.

Recapitulemos los tips para conseguir las palomitas de maíz perfectas:

1. Receta: Olla grande, no pasarse con los granos, repartiendo el maíz en una sola capa, y paciencia al removerlos.
2. Temperatura: El aceite debe estar bien caliente, a la temperatura de la fritura normal.
3. Vapor: Mantén la olla tapada para mantener el calor en su interior y para que no se te escapen al saltar.
4. Granos que no han explotado: juntarlos todos, ponerlos en un bote hermético, añadir una cucharada de agua, cerrarlo y dejarlos un par de días. Pasado ese tiempo… podrás preparar más palomitas… y, esta vez, seguro que estallan.

Pero la cosa no acaba aquí, no las prepares sólo con sal, puedes probar a echarle curry, pimienta, parmesano… ¿te atreves?

¡Buen provecho!

Deja un comentario