Harina de Maíz. Valor nutricional y propiedades

harina de maiz propiedades

En la actualidad, es muy normal encontrar en los grandes espacios comerciales, una extensa variedad de harinas de todo tipo (lenteja, quinua, garbanzo, etc). Y el maíz no iba a ser menos. La harina de maíz es muy popular como alimento principal en algunos países de habla hispana. Sin embargo, en España no es común, ya que se utiliza como harina principal la de trigo.

Si decides seguir leyendo, vas a encontrar la respuesta a muchas de las preguntas más comunes sobre este fabuloso producto. Cual es su valor nutricional, si engorda o no, cual es su proceso de obtención, propiedades y beneficios, etcétera.

 

Valor nutricional

La harina de maíz es por lo general, una fuente de hidratos de carbono, al contener más de 66 gr de éstos por cada 100gr de producto. Es una fuente positivamente alta en fibra, lo que la convierte en un alimento apto para una alimentación sana y variada.

Se trata de una fuente media de proteína, al contener 8,29gr por cada 100gr de producto. El aporte nutricional mencionado, junto al calcio(18mg), al yodo(80mg) y al potasio(120mg) y magnesio(47mg), hacen de la harina de maíz o polenta, un alimento nutritivo y saludable.

harina de maíz valor nutricional

La harina de maíz engorda

Las personas a las que les gusta cuidarse siempre quieren saber si un alimento es alto en nutrientes y sobre todo si engorda. La aportación calórica de la harina de maíz(343kcal/100gr) es similar a la de otras harinas comunes como la de trigo (364kcal/100gr). Sin embargo, es una fuente importante de nutrientes y las grasas que aporta son en su mayoría, saludables. Al ser una gran fuente de hidratos, es un alimento muy saciante, por lo que hará que reduzcas la ingesta de otros alimentos.

En general, es un alimento apto en cualquier dieta saludable que no elimine los hidratos. En cantidades adecuadas y sin excederse en la ingesta de otros productos, no tiene porque aumentar el peso de la persona que lo ingiere.

 

Proceso para obtención

El proceso de obtención de la harina de maíz es simple y siempre sigue los mismos pasos. Al principio, se elimina la cáscara del grano y se aísla. Más tarde, se muele el grano para conseguir el polvo resultante que conocemos como polenta. Como puedes comprobar, el proceso de obtención de este nutritivo producto es muy sencillo y se realiza en dos cortos pasos.

 

Beneficios de la harina de maíz

Como hemos hablado antes, la harina de maíz tiene un alto valor nutricional. Estos nutrientes le otorgan una serie de beneficios como son:

  • Fortalecer el sistema óseo.
  • Estimular el crecimiento.
  • Mejorar la salud capilar y dental.
  • Aumentar la elasticidad de los músculos.
  • Beneficiar la salud cardiaca.
  • Efecto antioxidante.
  • Previene el cáncer de colon.

Como puedes observar, la ingesta de este alimento es muy positiva. Sin embargo, en España no es habitual hacer uso de ella, sustituyéndola por harina de trigo (Que en términos generales es más dañina y barata).

 

Diferencia harina de maíz y maicena

Aunque ambas se obtienen del maíz (como sus nombres indican), su proceso de obtención es diferente, además de sus cualidades organolépticas. Es una de las razones por las que en algunas recetas se hace uso de una y no de otra, y a la inversa. Hay que tener en cuenta, que aunque ambas tengan procesos de obtención diferentes, las cualidades nutricionales no varían, siendo igual en número de calorías y nutrientes.

En ambas, se sigue el mismo primer paso. En él, se retira la cáscara del fruto. Después del primer paso, en la harina de maíz se aprovecha todo lo sobrante del grano, mientras que en la maicena se elimina su germen.

En el caso de la maicena, se retira el almidón del maíz, punto clave ya que cambiará la textura del producto final. La diferencia principal entre ambas, es que la maicena no tiene gluten, siendo un alimento totalmente apto para celiacos.

harina de maiz propiedades

Deja un comentario